Abrir las puertas de los templos, convocar

22 de Febrero 2019
 Arquidiócesis de Bogotá - El Catolicismo
A+ A-

La parroquia arquidiocesana Santos Cosme y Damián, ubicada dentro del conjunto Centro Urbano Antonio Nariño, ahora abre las puertas del templo todos los días para permitir un espacio de oración, de escucha y, por supuesto, de encuentro con los feligreses...

La dinámica y vida de esta parroquia revivieron, tanto por dentro como por fuera. Se renovó la fachada, las luces se prendieron, todos los lugares de acceso y entradas se abrieron. Hay un parqueadero grande y limpio, con jardines, en donde se respira un ambiente acogedor y seguro para quienes acuden con niños y hasta con mascotas a las eucaristías diarias o el fin de semana, hay espacio para todos.

Por estos días, se está construyendo un lugar especial para el Sagrario, llamado capilla de contemplación, que será inaugurado precisamente el Miércoles de Ceniza de este año.

Comunidad activa y receptiva

La parroquia Santos Cosme y Damián, geográficamente, está sobre la avenida de las Américas -número 33-20-. Pertenece a la localidad de Teusaquillo. Tiene un legado de 60 años, cuando fue construido el conjunto Centro Urbano Antonio Nariño –CUAN-. Aquí ya existe una comunidad católica comprometida, de edad adulta.

Además, toda la zona donde se encuentra Corferias y el centro de Convenciones Ágora, lo mismo que las residencias para universitarios y la comunidad del barrio Gran América pertenecen también a esta parroquia. Allí se encuentran muchas familias jóvenes, con niños y estudiantes, que se están integrando a la vida parroquial.

¿Quién es el nuevo párroco?

Desde el mes de diciembre del 2018, monseñor Gabriel Londoño Sepúlveda, anterior párroco de la Basílica menor de Nuestra Señora de Lourdes, pastorea la comunidad de la Santos Cosme y Damián.

Monseñor Londoño es oriundo de Salamina, Caldas, tiene 58 años y fue ordenado en 1986 por monseñor Bernardo Arango e incardinado en la arquidiócesis de Bogotá el 17 de mayo de 2013.

Dentro de algunos de sus oficios eclesiásticos podemos resaltar que es el exorcista de la arquidiócesis de Bogotá, ha sido arcipreste, miembro del Consejo Presbiteral, coordinador arquidiocesano de vida consagrada, párroco en Nuestra Señora de las Nieves, en Santa Magdalena Sofía Barat, en San Alfonso María de Ligorio y vicario para la vida religiosa, asociaciones y movimientos laicales, entre otros.

Está feliz pastoreando este nuevo rebaño. Encontró a su llegada a esta parroquia una comunidad receptiva que responde al llamado cuando se le convoca. Monseñor Londoño, hace su trabajo con amor, ahínco y cumpliendo metas dentro del Plan de evangelización de la arquidiócesis de Bogotá.

Desarrollo por San Pablo Multimedia